Introducción - Desaparecidos en Xen'drik

La última expedición de La Universidad de Morgrave, Sharn, ha desaparecido en las junglas de Xen'drik. Hace tres meses que partió un pequeño grupo de exploración hacia una de las zonas desconocidas de las junglas del continente, donde muchos de los más valientes exploradores de Eberron no quieren ni oír hablar de aproximarse... Y con este problema se encuentra ahora mismo La Asociación Morgrave sin Fronteras... No encuentra efectivos entre los que tiene actualmente en el gremio que deseen viajar a la localización de la expedición desaparecida... así que se buscan nuevos miembros, valientes aventureros para una expedición de rescate hacia las más profundas y desconocidas junglas del continente de la desaparecida civilización de los gigantes... ¿Voluntarios?

Moderador: RILEY

Responder
Avatar de Usuario
RILEY
Mensajes: 917
Registrado: Mié Nov 22, 2006 3:21 pm
Ubicación: Menzoberranzan
Contactar:

Introducción - Desaparecidos en Xen'drik

Mensaje por RILEY » Sab May 10, 2008 2:46 pm

Introducción


Sharn, la Ciudad de las Torres, es más de lo que parece en muchas maneras. Es la ciudad más grande de toda Khorvaire y surge de la zona más alta de un inhóspito saliente rocoso cerca de la desembocadura del río Daga y se extiende hasta casi llegar al mismísimo cielo. Nivel tras nivel de la ciudad va desde las orillas del Río Daga y su afluente Empuñadura, hasta los cielos sobre acantilados de miles de pies donde la ciudad descansa.

Los niveles de la ciudad representan a su vez la jerarquía en la Ciudad de las Torres, tanto lo económico y lo social, como con la cultura y lo intelectual. Es precisamente desde la zona superior de Sharn, conocida como La Meseta de Menthis, es donde se halla la actividad más intensa, tan a nivel de entretenimiento como intelectual. Es en Menthis Superior donde, además de teatros y operas, puede encontrarse la Universidad de Margrave.

La Universidad de Morgrave está situada en el centro de la meseta de Menthis y su silueta es una de las más reconocibles de la ciudad. Ubicada en el que sin lugar a dudas es el distrito más de “moda” en la ciudad, la institución queda emplazada en la mayor zona de entretenimiento de la ciudad y por esa misma razón es el destino preferido por los turistas.

Cuentan las gentes de Sharn que la Universidad fue fundada en el 738 AC por Lareth ir’Morgrave, un famoso aventurero y explorador, y su institución persigue con gran empeño seguir los pasos de su fundador. Por esta razón la Universidad de Margrave envía sin cesar expediciones a las cuatro esquinas del mundo para desenterrar antiguos tesoros. De hecho, el lema que pronunció Lareth ir’Morgrave al fundarla fue: - Un faro de conocimientos que refulge desde las más altas torres de la ciudad, arrojando luz sobre los secretos olvidados de nuestro pasado. -

Pero no todos los estudiosos de la institución son tan aguerridos como el fundador, por lo que siempre reciben la inestimable ayuda de un grupo de excelentes guías, contundentes guardias y competentes expertos de campo, encargados de la protección de los instructores y alumnos de la universidad que realizan las excavaciones y los orientan por los inhóspitos territorios en los que ni siquiera los mapas más exactos ayudan.
Estos guías, unos excelentes y más que preparados exploradores, son un gremio de aventureros conocidos como La Asociación de Morgrave Sin Fronteras. Su sede gremial central, y más importante, puede encontrarse en el distrito Universidad de Sharn, cenca del campus de la Universidad. Dispone de otras sedes en Linde tormentoso, Puertorregio, Hogar de la tormenta, así como en cualquier recóndito lugar donde pueda partir cualquier expedición.
Sus miembros cuidan del pellejo de los alumnos y profesores de la Universidad de Morgrave, además del suyo propio, en todas las exploraciones de la controvertida institución. Es un buen trabajo, al que sólo pueden acceder aventureros con experiencia, pero se guardaespaldas también tiene sus problemas…


La Universidad de Morgrave es una las instituciones, sino la mejor, más preparadas y con más expediciones al misterioso continente de Xen’drik, y es la mecenas de múltiples exploraciones. De ahí que disponga de los mayores eruditos en la historia del continente.

Desgraciadamente, la última de las grandes campañas de investigación en Xen’drik desaparecido casi sin dejar ningún rastro... Se dirigieron a una recóndita región que muchos prefieren evitar. Incluso se comenta que los efectivos disponibles por la asociación en Linde tormentoso se negaron a organizar un grupo de rescate, y los aventureros disponibles en estos momentos en Sharn, con experiencia en el continente, también han mirado hacia otro lado…

Sea como sea, Larrian ir'Morgrave, director de la Universidad de Morgrave, ha tomado cartas en el asunto. Quiere evitar por todos los medios otro escándalo como el que sufrió la institución tras el fin de la Última guerra con al desaparición de Lujaad ir’Wynarn.

Justo en la gran cartelera que puede hallarse justo al lado puertas del edificio de la La Asociación de Morgrave Sin Fronteras ha mandado colgar un gran cartel donde puede leerse:

La Asociación Morgrave sin Fronteras y la Universidad de Morgrave
buscan grupo de aventureros para expedición de rescate.


OBJETIVO
Viajar a las junglas de Xen’drik para encontrar grupo desaparecido.

RECOMPENSA

Se ofrece una recompensa de 2000 mo por cabeza a cada aventurero que consiga encontrar y/o rescatar a los desaparecidos.
En caso de que pudieran rescatar con vida a los dos profesores, la suma ascendería a 4000 mo para cada aventurero.


CONDICIONES
Las normales establecidas entre la Asociación y la Universidad.

RAZÓN
En la Universidad de Morgrave, pedir por el director, el Sr. Larrian ir'Morgrave.


Justo delante del cartel se apiñan algunos aventureros...

Kazulju
Mensajes: 181
Registrado: Mar Jul 03, 2007 7:15 pm

Re: INTRODUCCIÓN - Desaparecidos en Xen'drik

Mensaje por Kazulju » Lun May 12, 2008 9:40 am

Vorj

- Rá- zón, Én lá Ú-ní-vérrr-sí-dád dé Márrr... Mórrr-grá-vé. buffffff... Pé-dírrr pór él dí-réc-tórrr, él Shhhrrr Lárrr-rríán írrr Márr... Mórrr-grá-vé... grrrrrrrr. -

El cambiante de aspecto tosco y salvaje que había agazapado ante la cartelera leía como podía el anuncio en voz alta con un fuerte acento difícil de localizar. Ese era el lugar, las altas torres, las mareas de gentes, el ambiente antinatural y el cartel con dibujitos negros que Rand le explicó que se llamaban letras y le enseñó a interpretar.

- Uni-verrrsidad de Morrrgrrave... ¿qué será eso?... -

El desánimo acechaba al cambiante como una bestia salvaje oculta en la espesura. ¿Había viajado sin descanso durante tanto tiempo que había perdido la cuenta de los días para perder la pista de Rand? Era un extraño en aquella selva muerta de piedra, mortero, acero y cristal, estaba fuera de su ambiente... así que tuvo que buscar ayuda local.

- ¡Tu! - le dijo al primero que vio mirando el cartel - ¿Dónde puedo encontrar ese Uni- verrrsidad que dicen los dibujos negros de ahí? -

Avatar de Usuario
Raelana
Coordinadora DL Geografía
Mensajes: 2324
Registrado: Vie Abr 08, 2005 12:39 am
Ubicación: Málaga
Contactar:

Re: Introducción - Desaparecidos en Xen'drik

Mensaje por Raelana » Mié May 14, 2008 10:10 pm

Nhia

Leyó el cartel con interés, era un trabajo que le permitiría alejarse un tiempo de la ciudad, y bien pagado además. Y aunque no lo fuera, la cosa era marcharse de allí, Xen’drik parecía estar suficientemente lejos. Sonrió al pensarlo. Todavía tendría que entrevistarse con el Sr. Larrian ir'Morgrave, pero eso no le llevaría mucho tiempo. Estaba impaciente por partir.

Una voz a su espalda la sacó de sus pensamientos y se dió la vuelta. Sus penetrantes ojos grises se clavaron en el extranjero que le hablaba y Nhia le sonrió antes de responderle.

-Me dirijo a verlo, podéis acompañarme - le dijo, señalando al cartel. Se preguntó de dónde vendría el extranjero, no conseguía reconocer aquel acento. - No lleváis mucho tiempo en la ciudad, ¿verdad? ¿De dónde venís? -

La semielfa hablaba despacio, para que le entendiera bien aunque ella apenas tenía acento. Con un gesto recogió uno de sus tirabuzones rubios y lo colocó detrás de la oreja puntiaguda, para que no le estorbara. * Yo he pasado toda mi vida aquí y es normal que desee marcharme. ¿Porqué un extranjero que lleva poco tiempo en Sharn desea marcharse? Sin embargo parece incómodo, como si este no fuera su lugar. Es el problema de esta ciudad, nos acoge a todos con los brazos abiertos pero en el fondo todos somos extranjeros, y no tenemos sitio. Vivimos eternamente de paso. O quizás solo soy yo la que me siento así... * pensaba Nhia, mientras miraba de reojo al resto de aventureros que se congregaban junto al cartel.
Mi blog: Escrito en Agua
Mi viddeoclip: Balamb Garden - The Ghost

Deberíamos dar gracias por los pequeños favores de la vida, como dijo el gnomo cuando se voló una mano cuando podría haberse volado la cabeza.


Asociación de Defensores de la Discípula Oscura y de Weis en Encrucijada (ADDOWE) Miembro nº 002

Sermus
Mensajes: 314
Registrado: Jue Jul 28, 2005 10:22 pm
Ubicación: Madrid

Re: Introducción - Desaparecidos en Xen'drik

Mensaje por Sermus » Jue May 29, 2008 11:29 pm

Heian


Salí de la vieja taberna despidiéndome de aquel personaje que tantas molestias se había tomado en encontrarme, y como, según entendí en su mirada, la historia de mi vida le había complacido, se quedó dentro, apurando el ultimo de sus tragos. Parecía sonreír y todo.

- Ven Shas, no quiero que te extravíes entra la multitud.-
El lobo obedeció rápidamente, más porqué creyera que se trataba de un juego que de un aviso. - Debemos encontrar la facultad Morgrave para hablar con es tal... Larrian ir'Morgrave. -

Lo que más me intrigaba, era la clase de personas que se podrían interesar en estas aventuras. Tal vez fueran guerreros con una fuerza descomunal o magos con una inteligencia afilada. Fueran como fueran, yo tendría que dar la talla, por qué es la única diferencia entre estar muerto o seguir con vida. Entre estos pensamientos y la gran ciudad por la que andaba, me estaba poniendo nervioso. No estaba hecho para estos bosques de piedra y granito, aquí el aire no es puro, es mas, esta infectado por varios olores desagradables, por lo que tuve que retirarme a un lado de la calle y esperar a que se me pasara el mareo. * Xen’drik...por lo que he se, tierra de elfos. Seguramente halla un montón de bosques y praderas. Si me aceptan como componente de la expedición, no dudaría en partir rápidamente con tal de salir de este hacinamiento de personas llamado Sharn. *

Mientras divagaba entre aquello y lo otro, pude distinguir a dos personas al otro lado de la calle que también estaban interesadas en leer el panfleto.

- Relacionarse es otro método de supervivencia al fin y al cabo. - Suspiré, a la vez que me dirigía hacia esas personas misteriosas.
Los caminos del metal son inescrutables

Avatar de Usuario
RILEY
Mensajes: 917
Registrado: Mié Nov 22, 2006 3:21 pm
Ubicación: Menzoberranzan
Contactar:

Re: Introducción - Desaparecidos en Xen'drik

Mensaje por RILEY » Sab May 31, 2008 11:40 am

Rumbiak Aplastacabezas
Explorador enano

Imagen

El enano estaba escuchando las conversaciones entre los diferentes sujetos... Miró con ojos desconfiados al cartel de La Asociación de Morgrave y dijo, con voz grave y desconfiada pero con el tono lo suficientemente alto para hacer callar a la gente que se amontonaba en las puertas...

- Los Sin Fronteras están más locos cada día... no entiendo que pretenden. ¿De verdad creen que engañaran a alguien para adentrarse en las oscuras selvas de Xen'drik? Están como una regadera... Ni los llorones más desesperados y hambrientos se dirigirían a ese lugar. Fijaos que os dijo: ¡prefiero las Tierras Enlutadas de la extinta Cyre antes que acercarme a esas malditas junglas! -

El sujeto parecía un veterano de mil batallas y aventuras, puede que formara parte de algún ejército durante la Última Guerra... Si bien no parecía que hubiera miedo en sus palabras, si que se notaba cierto recelo tras la lectura del cartel...

Kazulju
Mensajes: 181
Registrado: Mar Jul 03, 2007 7:15 pm

Re: INTRODUCCIÓN - Desaparecidos en Xen'drik

Mensaje por Kazulju » Lun Jun 02, 2008 2:15 pm

Vorj

El cambiante miró a la mujer que le hablaba y ladeó la cabeza mientras la escuchaba - No lleváis mucho tiempo en la ciudad, ¿verdad? ¿De dónde venís?

- No... - el cambiante hizo un giro extraño con la cabeza, de forma que se la rascó con el hombro - Lejos... Selva Madre lejos de aqui, muchas lunas de viaje han pasado desde mi partida.

La mujer movió uno de los tirabuzones tras su oreja. Tenía orejas picudas, y el cambiante se quedó mirándola cuando una voz llamó su atención. El hombre chaparro que las había pronunciado, un curtido guerrero templado en cien batallas parecía no estar dispuesto a ir. Hizo un gesto como de responder a loq ue el enano había dicho, pero se contuvo y se giró de nuevo hacia la mujer. El cambiante se irguió

- Iremos a ver a ese Mórr-grrá-vé

Avatar de Usuario
Raelana
Coordinadora DL Geografía
Mensajes: 2324
Registrado: Vie Abr 08, 2005 12:39 am
Ubicación: Málaga
Contactar:

Re: Introducción - Desaparecidos en Xen'drik

Mensaje por Raelana » Lun Jun 02, 2008 3:52 pm

Nhia

Nhia escuchó con aprensión las palabras del enano. ¿Tan peligrosas serían aquellas lejanas tierras? Pero peligro había en todas partes, también en Sharn, y aquella era una buena oportunidad para salir de la ciudad y conocer el mundo. Tan peligrosa como cualquier otra opción. El extranjero la sacó de sus pensamientos apremiándola.

-Sí, vamos - le contestó, mientras se presentaba. - Me llamo Nhia. Yo nunca he salido de esta ciudad y para mi va a ser una gran aventura descubrir el mundo. ¿Sabéis algo de esas selvas de Xen'drik? ¿Créeis que es un lugar tan terrible como ha comentado ese enano? -

Nhia se dio la vuelta para alejarse y sus ojos se cruzaron con los del elfo que se acercaba. Un elfo... bajó los ojos algo avergonzada. Sus orejas no eran tan puntiagudas como la de él. Su rostro tenía demasiado matices humanos. Sin embargo se obligó a levantar la mirada y a sonreirle con un gesto. Nunca le habían hablado bien de los elfos puros, y era la primera vez que estaba tan cerca de uno de ellos, tampoco hablaban demasiado bien de los humanos. A medio camino entre las dos razas y sin pertenecer a ninguna de ellas.

- Disculpad, señor. - lo saludó con un gesto mientras pasaba a su lado y hacía gestos al extranjero para que la siguiera mientras le decía. - Vamos a ver qué tal nos va la entrevista con el Sr. Morgrave. -
Mi blog: Escrito en Agua
Mi viddeoclip: Balamb Garden - The Ghost

Deberíamos dar gracias por los pequeños favores de la vida, como dijo el gnomo cuando se voló una mano cuando podría haberse volado la cabeza.


Asociación de Defensores de la Discípula Oscura y de Weis en Encrucijada (ADDOWE) Miembro nº 002

Kazulju
Mensajes: 181
Registrado: Mar Jul 03, 2007 7:15 pm

Re: Introducción - Desaparecidos en Xen'drik

Mensaje por Kazulju » Lun Jun 02, 2008 5:16 pm

Vorj

La mujer, sin duda una sacerdotisa y engendradora de fuertes guerreros vista su sangre híbrida, se puso en camino tras saludar a un orejas picudas acompañado de un lobo. El cambiante apenas pudo aguantar las ganas de enseñarle los colmillos al lobo y emitir un sonido gutural. Cuando se pusieron a caminar, respondió a la mujer

- La selva... he pasado toda mi vida en ella, puede ser un gran infierno verde o un paraiso, todo depende de como se adapte cada uno. Solo los más aptos sobreviven, y ser apto no es garantía para salir con vida de ella. No es de extrañar que provoque miedo en los que no la comprenden y prefieran ir a otros lugares.

Avatar de Usuario
Diarmuid
Mensajes: 72
Registrado: Lun Abr 11, 2005 1:55 am

Re: Introducción - Desaparecidos en Xen'drik

Mensaje por Diarmuid » Lun Jun 02, 2008 9:00 pm

STK-3F

Sharn… La ciudad de las torres. Por un momento la… ¿melancolía? Se adueñó de sus pensamientos mientras echaba de menos ver toda aquella ciudad en llamas. Era difícil para el forjado utilizar las nuevas palabras abstractas que había ido aprendiendo con su antigua unidad.

Llevaba en la ciudad apenas unos días, que empezaban a tornarse insoportables para el forjado. Pese a que la última guerra había terminado hacía un tiempo considerable según los cánones humanos, nunca encontraría su lugar fuera de una campaña bélica. Él había sido diseñado para el combate, no para adular aquellos cándidas criaturitas.

Pese a todo Munster le había encomendado una misión, y se debía a ella enteramente. Había estado practicando con él y un par de ayudantes más las relaciones sociales en un entorno civilizado, pautas y protocolo para mimetizarse en una sociedad avanzada.

Prohibido iniciar cualquier acción hostil. Entrar, cumplir la misión y salir. Sencillo, sino fuera por aquel pequeño entretiempo que le estaba costando tanto tiempo. Munster lo habría solucionado enseguida, pero el guerrero se encontraba solo en la ciudad y no lo habían programado para la diplomacia y dialogo. * Diablos, que hubieran mandado una jodida unidad de protocolo.* Pensó el forjado. Le divertía el efecto que provocaba en los componentes de su unidad cuando empleaba sus expresiones no protocolarias.

Así fue como llego ante la multitud congregada ante el cartel. A primera vista tan solo le parecieron conformar un inofensivo rebaño de pellejudos, bajas colaterales en cualquier acción bélica, mas un examen más detallado mientras terminaba de acercarse le confirmó que entre el grupo había varios individuos bien pertrechados que bien podían ser excombatientes como él.

- Los Sin Fronteras están más locos cada día... no entiendo que pretenden. ¿De verdad creen que engañaran a alguien para adentrarse en las oscuras selvas de Xen'drik? Están como una regadera... Ni los llorones más desesperados y hambrientos se dirigirían a ese lugar. Fijaos que os dijo: ¡prefiero las Tierras Enlutadas de la extinta Cyre antes que acercarme a esas malditas junglas! -

La potente voz sacó al forjado de sus valoraciones. Parecía que había acertado con el lugar entonces. Mientras se preguntaba el porqué aquellos pequeños sacos de piel barbuda tenía voces más graves que sus homónimos de mayor estatura, terminó de acercarse al heterogéneo grupo de aventureros allí congregados.

Fue entonces cuando oyó la conversación de aquellos dos pellejudos. Aquella hembra que tanto se parecía a Cathal y aquel otro que guardaba más parecido con Bas, la pantera de Inch.

El contenido de la conversación era superfluo, pero parecía que se dirigían a su destino y ya se habían puesto en marcha. Razonando que seguirlos era mejor opción que iniciar un contacto verbal con el enano, se dispuso a seguir tras ellos.
voy a nadar y a bucear con mi patito no me puedo ahogar

Sermus
Mensajes: 314
Registrado: Jue Jul 28, 2005 10:22 pm
Ubicación: Madrid

Re: Introducción - Desaparecidos en Xen'drik

Mensaje por Sermus » Lun Jun 02, 2008 9:09 pm

Heian

Mientras me acercaba al grupo de aventureros arremolinados alrededor de los carteles, pude oír como un enano despotricaba contra el viaje. * Que si un viaje muy peligroso, que si la selva esconde muchos peligros. Solo aquellos que no están acostumbrados a las maravillas selváticas y las temen, son irrespetuosos con la madre naturaleza. Malditos comepiedras hurgadores de la tierra... *

Según avanzaba, vi claramente como una mujer semielfo me miraba, durante un instante, durante una fracción de segundo, para luego dirigir su mirada al suelo. * Mmmm... esa criatura muestra vergüenza? No debería. Siempre he pensado que una persona sea cual sea su raza, si es una raza civilizada, no debe avergonzarse de lo que es. Que la juzguen sus acciones. *

- Disculpad, señor - me saludó con un gesto mientras pasaba por su lado y hacía gestos al extranjero, que parecía una mezcla de hombre-felino, para que la siguiera mientras le decía. - Vamos a ver qué tal nos va la entrevista con el Sr. Morgrave. -

- Me llamo Heian, no "señor", y será un placer acompañaros, pues es este, en verdad, mi destino.- La dije mirándola a los ojos y sonriendo.

- Grraf, grrraf...- Me di la vuelta mirando al lobo. - Ah! y este es Shas, un viejo y fiel amigo, aunque está un poco gruñón últimamente. Creo sinceramente que expresa por los dos el malestar de encontrarnos en esta ciudad.- dije mientras miraba al lobo y le acariciaba el largo pelaje del cuello. Él sólo se dedicaba a estar a mi lado y mover la cola, aunque tal vez le pusiera un poco nervioso el híbrido. Ya se sabe que los perros y los gatos nunca se llevaron bien del todo...
Los caminos del metal son inescrutables

Henon
Mensajes: 28
Registrado: Sab Abr 19, 2008 4:44 pm

Re: Introducción - Desaparecidos en Xen'drik

Mensaje por Henon » Jue Jun 05, 2008 1:23 pm

Caim “Dragón Pétreo”
Guerrero Humano
Imagen

Desde la desgracia acaecida en Cyre durante la Última Guerra, Sharn se había convertido, a partes iguales, en el hogar y la oficina de Caim entre trabajo y trabajo.

Desgraciadamente, las últimas semanas no habían sido especialmente buenas y, de seguir así, se vería obligado a trabajar como un simple matón de algún perro arrogante medio colocado. Si bien la guardia de la ciudad le había pagado bien por asestar tan duro golpe a la banda del “Garrote Peludo”, formada principalmente por orcos y un par de ogros, las heridas y daños sufridos en su equipo le habían salido caras.

Pero no todo estaba perdido. La Universidad de Morgrave, para la cual había trabajado ya en numerosas ocasiones antes, volvía a proponer una de sus excéntricas expediciones a Xen’drik.

* Viajar a Xen’drik para rescatar a un grupo de investigadores. * - pensaba Caim mientras examinaba el cartel. - * Una paga de 2000 po por encontrar y/o rescatar a dichos desaparecidos. Al menos, esta vez, le especificaban ese “pequeño” detalle * - se permitió una pequeña sonrisa antes de continuar - * Y si se encuentran con vida a los profesores, la suma ascendería a 4000 po. Un poco de favoritismo por su parte pero es normal… y la suma es razonable para la misión en cuestión… * - dice para sí, cruzándose de brazos.

Mientras meditaba en los pros y contras de aceptar la propuesta del panfleto, un pequeño y variopinto grupo parecía haberse puesto de acuerdo en aceptarla. Pero antes de hacer o decir nada, hubo un comentario entre los presentes que atrajo su atención. Al parecer, un enano mostraba su… desacuerdo en cuanto al trabajo.

- ¿Y acaso adentrarse en las Tierras Enlutadas no es una locura mayor si cabe, ya que uno conoce lo que se puede encontrar entre sus brumas? - dice, alzando la voz lo suficiente como para que le escuchase el enano. - Los desesperados y hambrientos están demasiado ocupados intentando reunir unas míseras piezas de cobre para comprarse su siguiente botella de vino barato con el que ahogar sus penas - comenta, dejando caer sus blindados brazos. - La única diferencia entre Xen’drik y las Tierras Enlutadas es que con el primero corres el riesgo de potarla por el camino - concluye con una ligera sonrisa en el rostro.

Al acorazado humano se le notaba seguro de si mismo, lejos de parecer asustado o receloso por la propuesta de la Universidad de Morgrave, hablaba con un extraño tono experimentado… y no es para menos.

Cubierto de pies a cabeza con una grisácea armadura, revestida de púas aquí y allá, todas en puntos clave en el combate para el ojo experto, mostraba un más propio de un veterano que el de un mercenario del montón.

Su capa, mecida levemente por sus movimientos, no conseguía ocultar la empuñadura de un espadón a su espalda. Sin duda alguna, todo un superviviente de la Última Guerra.

Avatar de Usuario
Andronikos
Mensajes: 862
Registrado: Sab May 28, 2005 1:22 am
Ubicación: Estadosfera

Re: Introducción - Desaparecidos en Xen'drik

Mensaje por Andronikos » Vie Jun 06, 2008 1:28 am

Kriel'Holdar Lorgash
Nacido sin escrúpulos

Imagen

El olor empezaba a asquearle, que sumado al bochornoso ambiente de la pequeña habitación y los gemidos de Orem, no ayudaban en nada a mejorarle el humor de perros que arrastraba desde hacía unas semanas. Sujetó con fuerza la muñeca del codicioso Orem y usando su rodilla sobre su paletilla como una palanca fue tirando hacia atrás lentamente.
Orem se sacudía cada vez con menos fuerza y apostaría lo que le quedaba de dinero en que los quejidos mudos del hueso y los tendones eran más ruidosos que los que salían por la boca del enano. Con un último y firme tirón, la articulación crujió satisfactoriamente y terminó por ceder sin resistencia. Orem gastó fuerzas de sus menguadas reservar para chillar como una rata asada.

Kriel le soltó el brazo y se enderezó, llevaba sus buenas horas trabajando sobre la carne del enano y el mezquino comerciante había demostrado una resistencia y entereza que no esperaba al principio. Le pateó el costillar para ponerlo boca arriba, y el chasquido de las costillas le proporcionó un cruel y pasajero regocijo. La cara del enano era todo un poema, un ojo tan hinchado que no podía abrirse, la barba manchada de sangre y el rostro perlado de sudor, desde la calva coronilla hasta la ensangrentada boca, cortesía de las punteras de acero de sus botas.
Kriel se secó el sudor de la frente en la manga, el olor se intensificó. Llevaba cerca de dos semanas trasnochando, pateando las calles de aquella maldita ciudad que había perdido toda la gracia y color; dormía poco, comía menos y la ropa y la piel la tenía impregnada del olor de alcohol barato y comida grasienta, por no hablar del casero que por fin le había echado del cuartucho que alquilaban por moroso. Francamente, aquel mes se había convertido en una ordalía de espanto, y la tozudez del enano había sido la gota que colmaba el provervial vaso.

- Otra vez, Orem, por los tratos que hemos cerrado ¿dónde?

El ex aventurero reinventado en importador y exportador se limitó a pasarse una mano de dedos retorcidos e inútiles por los labios partidos, secándose las babas y la sangre. Aún quedaba una chispa moribunda de orgullo en el único ojo abierto. Kriel puso los suyos en blanco y colocó una de sus pesadas botas sobre la rodilla del enano.

- Veamos, ¿un enano es capaz de caminar con los meniscos pulverizados? Lo podemos averiguar ahora.

El interpelado sorbió sin fuerzas los mocos y volvió a secarse la cara, de nuevo empapada en sudor y lágrimas, con el único brazo útil que le quedaba.

- Sendrí.
- Más claro -y acompañó su sugerencia descargando parte de su peso sobre la rodilla del desgraciado.
- Szhen-diq.
- ¿Sendrí? ¿Chendik? Elige uno, y vo-ca-li-za.

Orem tomó aire y contrajo su cara en un guiñapo de puro esfuerzo y voluntad, acompañó cada sílaba con gotitas de saliva y sangre.

- Xen'drik.
- ¿Xen'drik? ¿El nuevo continente?

Se limitó a contestar con un ligero cabeceo, la paliza ya comenzaba a pasarle factura y parecía que en cualquier momento perdería la consciencia. Kriel se arrodilló de nuevo junto al que había sido su intermediario en muchas ocasiones más bien aventuradas que aquella reunión privada, le palmeó la mejilla amistosamente, aunque Orem se encogió instintivamente.

- ¿Ves como al final si has cooperado, amigo? Ey, no es nada personal, bueno, si lo es, pero esto ha sido un daño colateral no deseado por nadie, creeme si te digo que no lo he disfrutado.

Rebuscó unos segundos en el cinturón hasta dar con una pequeña bolsita de cuero de la que sacó unas cuantas monedas de curso legal en aquella ciudad que colocó sobre el pecho del enano.

- Con esto podrás pagar a algún sanador para que te arregle el ojo y los labios, con suerte hasta te vuelve a hacer crecer algún diente. Hasta la vista, amigo.

Salió de la trastienda acompañado por el tintineo de la cota y despedido por la resollante respiración de Orem. Kriel no tenía mucha idea de a que se dedicaba realmente Orem, a veces tenía el almacén y la tienda llena de fruta y otros días se encontraba rollos de tela o cajas llenas de espadas. Pero muchas él y Karat Kraken, Siracca cuando pasaba la ciudad y otro buen montón de sus amigos habían trabajado para otros ofreciendo sus servicios especializados con Orem como intermediario. Incluso las pocas veces que se había encontrado con el sobrino de I'Baus, que no le podía ver sin enseñar los colmillos, y el sentimiento era recíproco, era cuando este estaba en algún tejemaneje de Orem y uno de sus misteriosos pagadores. Escolta, robo, seguimiento, vigilancia, secuestro, espionaje... Orem tocaba muchos palos de la misma baraja, y era tan avaricioso como rácano, lo cual no lo convertía en un ser muy querido en los lugares donde contrataba a casi todos sus "servicios especiales".

Desatrancó la puerta del negocio de Orem y el sol le dió de pleno en la frente, filtrado por las altas torres de la ciudad. Tras mirar la longitud de las sombras masculló una maldición entre dientes, había perdido dos horas haciendo hablar al enano. El hobgoblin intentó animarse diciéndose que por lo menos ya tenía un punto de partida desde el que dar su segundo paso. Aunque más bien era una zancada.

Por instinto se encaminó hacia la casa comunal que compartían Siracca, I'Baus y el viejo Chove cuando venían a la ciudad por negocios. Tal vez se encontrase algún conocido que le dejase echarse una siesta en algún jergón no ocupado, e incluso bañarse y sacarse el olor a taberna de mala muerte que arrastraba como una segunda piel. Y si no, siempre podría forzar la puerta trasera.
Ahora que tenía un objetivo se sentía un poco más en calma, con la cabeza un poco menos espesa y sólo ligeramente más animado.
El problema, claro, era llegar a Xen'drik. Con suerte, si conseguía afanarse un buen caballo, podría llegar a Breland. ¿Y desde allí, qué? No me voy a poner a nadar hasta ese maldito montón de barro infestado de bichos, tiene que haber alguna manera más fácil. Piensa piensa piensa, maldito sea.

- La única diferencia entre Xen’drik y las Tierras Enlutadas es que con el primero corres el riesgo de potarla por el camino - concluye con una ligera sonrisa en el rostro.

¡¡Palabras mágicas!! Se detuvo a medio paso y observó la escena, un variopinto grupo de completos desconocidos de todas las formas y colores discutiendo sobre vomitar en la niebla mareada o algo así. Aquello no tenía sentido ni interés, pero el cartel que estaba detrás de ellos le atrajo como una viruta de acero a un imán del tamaño de un rayo-rail. En siete zancadas se plantó frente al informativo y lo leyó tres veces para estar bien seguro, acto seguido levantó la vista al cielo, con el ceño fruncido preguntándose si alguna potencia se apiadaba de él, pero no iba a hacerles ascos a un regalo llovido del cielo como aquel.

- ¡Eh! Vosotros, ¿por dónde se va a la Universidad Morgrave?
Eres como un perro viejo, prefieres lamerte tú solo las heridas.

Todos somos animales imaginarios...
Domingo D'Ybarrondo.

Avatar de Usuario
RILEY
Mensajes: 917
Registrado: Mié Nov 22, 2006 3:21 pm
Ubicación: Menzoberranzan
Contactar:

Re: Introducción - Desaparecidos en Xen'drik

Mensaje por RILEY » Sab Jun 07, 2008 1:42 pm

Rumbiak Aplastacabezas
Explorador enano

Imagen

- La única diferencia entre Xen’drik y las Tierras Enlutadas es que con el primero corres el riesgo de potarla por el camino - añadió un humano ataviado con una potente armadura con una sonrisa socarrona.

Rumbiak fue girando la cabeza suavemente hacia atrás, mientras sus ojos se ponían en blanco, concentrándose para no aplastar su mayal contra el bromista que le comparaba Xen'drik con Cyre... * Insensato... * pensó el enano mientras contemplaba el guerrero.

- Maldito ingenuo... ¿crees que lo sabes todo del continente de Xen'drik? Es un lugar recóndito y salvaje, pero las junglas negras donde se ha perdido esta expedición es lo que más se asemeja al infierno... Los pocos que han vuelto de ellas dicen que es lo más parecido a los lugares más profundos de Khyber. Hay algo desconocido que se lleva todo lo que desea... Que los dioses se apiaden del alma de esos desdichados expedicionarios desaparecidos y de los insensatos que vayan a buscarlos... -

En ese momento un hobgoblin apareció en la escena.

- ¡Eh! Vosotros, ¿por dónde se va a la Universidad Morgrave? - dijo en voz alta a todos los presentes.

- Otro cadáver andante... - gruñó el enano. - No está muy lejos de aquí. De hecho, la sede de la Asociación de Morgrave Sin Fronteras está alquilada por la propia universidad. Entra más al interior del campus y busca el edificio más alto la Torre Dalannan, y allí podrás pedir audiencia para reunirte con el director. -

Tras esas palabras el enano se marcha en dirección contraria, refunfuñando y de mal humor, con exclamaciones y lamentaciones de la ignorancia presente en el mundo... Cuando ya se había alejado unos pasos, se para de golpe, da la vuelta, y, con un pequeño resquicio de lucidez, advierte a los aventureros...

- Si finalmente os dirigís a la Universidad de Morgrave os recomiendo una visita a Vientoflamígero... Ella os podría ayudar o aconsejar cuando cometáis el peor error de vuestras vidas... La encontrareis en el Gran Salón de Aureón... -

De nuevo gira sobre si mismo y se pierde entre la multitud de estudiantes y eruditos que circulan por la zona, no sin antes repartir un par de golpes y movimientos bruscos entre los que se cruzaban en su camino...

Henon
Mensajes: 28
Registrado: Sab Abr 19, 2008 4:44 pm

Re: Introducción - Desaparecidos en Xen'drik

Mensaje por Henon » Sab Jun 07, 2008 8:36 pm

Caim “Dragón Pétreo”
Guerrero Humano

Imagen

A pesar de lo malhumorado que se sentía el enano ante sus palabras, vista la respuesta que este le dio, Caim se limitó a permanecer en silencio. No le apetecía ponerse a discutir con un enano ya que nunca, o casi nunca, se llegaba a un acuerdo.

- *Escojas ir a Cyre como a Xen’drik, es una locura igualmente así que, ¿importa acaso que una tenga peores rumores que otra?* - decía para sí, viendo marchar al enano. - *Xen’drik tendrá esa oscura fama debido a lo inexploradas que estás sus tierras pero… ¿acaso alguien a logrado atravesar la desgarrada Cyre como para considerarla “explorada”?*. -

En cualquier caso, el último comentario de este sobre el visitar a la tal Vientoflamígero (1)* lo tuvo en cuenta. Le habría dado las gracias si no se hubiese marchado… aunque dudaba que llegase a servir de algo.

- Hobgoblin - dijo acercándose a este tras la definitiva marcha del enano - conozco el camino así que si quieres, puedes venir conmigo. - concluye mientras esperaba una respuesta por su parte antes de encaminarse hacia su nuevo trabajo.

- *Un gran trasgo… Bueno. Unas veces me pagan para que los mate, otras veces son ellos los que me pagan para que también los mate. Supongo que esta vez será algo distinto* -.


____________________________

(1)* Tirada de Saber Local

Relian
Mensajes: 7
Registrado: Vie Abr 04, 2008 1:54 pm

Re: Introducción - Desaparecidos en Xen'drik

Mensaje por Relian » Vie Jun 13, 2008 4:56 am

Kyb Trinsk

Una pequeña figura se escurría hábilmente entre el gentío, evidentemente acostumbrada a esquivar a los transeúntes, dirigiéndose a la Universidad. Al poco, llego al gran cartel donde se solicitaban aventureros para una expedición de rescate. Lo estudio con interés durante unos instantes, y luego su atención se vio arrastrada hacia el variopinto grupo que discutía con un enano gruñón.

Examino al curioso grupo unos instantes, y deduciendo por su conversación con el enano que tenían los mismos intereses que el, decidió aproximarse y presentarse.

- Buenos días, dama y caballeros. - saludo con una voz bien modulada y una perfecta dicción - Me da la sensación de que estáis interesados en la oferta de trabajo para una expedición de rescate, al igual que yo mismo. Da la casualidad de que he estado ya un par de veces por aquí, me dirijo a solicitar plaza en la expedición y podría guiar a quien necesite indicaciones.

Los presentes se volvieron levemente sorprendidos ante el pequeño ser que se dirigía en términos tan educados hacia ellos. Descubrieron a un pequeño lagarto bípedo, con la piel de un tono rojo lustroso, que les observaba con ojillos despiertos. La draconiana criatura tenia una peculiar expresión que lejos de resultar desagradable o amenazante, como pasaba con los parientes de los lagartos y dragones mas grandes, era ligeramente graciosa y transmitía amistad y confianza. Su postura también era erguida y elegante, y se movía con un donaire que hubiesen envidiado muchos galanes de la corte. Sin embargo, lo mas peculiar era su vestimenta. Lejos de vestir con piezas recicladas de ropa o enseres de otras criaturas, este lucia unos ropajes claramente hechos a medida que le sentaban como un guante a su pequeña forma. Llevaba una túnica de color negro con bordados rojos (a juego con su piel) que perfilaban símbolos esotéricos y runas místicas. Sobre ella, una pequeña capa con un corte a la ultima moda en tonos marrones se ajustaba perfectamente para protegerle del frío. En las piernas, lucia unos elegantes pantalones expresamente diseñados para adaptarse a la forma de sus peculiares rodillas. Por ultimo, en los pies calzaba una especie de botas de punta y talón abierto, que le permitían asomar sus pequeñas garras sin que se le enfriaran los pies.

- Oh, me temo que no me he presentado ¿donde están mis modales? - exclamo al tiempo que esbozaba una rápida reverencia - Me llamo Kyb Trinsk, hacedor de prodigios arcanos y experto en teorías mágicas. Por si os lo preguntáis, si, soy un kobold, quizá no hayáis visto muchos aquí en Sharn, pero os aseguro que no somos pocos, simplemente mis congéneres... son muy celosos de su intimidad. Pero por vuestra apariencia, sospecho que debéis tener historias mucho mas interesantes que contar que yo. Por cierto, vuestros nombres son...

Avatar de Usuario
Andronikos
Mensajes: 862
Registrado: Sab May 28, 2005 1:22 am
Ubicación: Estadosfera

Re: Introducción - Desaparecidos en Xen'drik

Mensaje por Andronikos » Lun Jun 16, 2008 12:51 am

Kriel'Holdar Lorgash
No hay tiempo que perder

Imagen

¿Porqué no se podía limitar el enano a indicar una dirección? A el que le importaba quien alquilaba su edificio, ni sobre quien tenía que pasar hasta llegar al patrocinador. Claro, corto y conciso, daba igual si eran enanos, elfos o humanos, a todos ellos parecía perderles el sonido de sus propias voces, desde la desaparición añoraba cada día con más fuerza regresar a un reino realmente civilizado como Darguun, o por lo menos en proceso de, como Droam.

- Cadáver o no, no encontrarás a nadie más guapo ni decidido bajo este sol, pelón.

La nuca del enano parecía ser tan sorda como la roca, y todo su cuerpo destilaba la misma gracia que una de ellas rodando ladera abajo, abriéndose un camino a empellones. Sin saber si maldecir o bendecir su estrella volvió la vista hacia el humano acorazado que le hablaba mientras entornaba los ojos y lo evaluaba de arriba a abajo. Por estudio y experiencia propia sabía que los humanos no estaban hechos de la pasta necesaria para ser soldados de verdad, con cuerpos débiles y torpes, pocas veces eran disciplinados y sus emboscadas tenían más en común con desfiles rodeados de la chanfarria de músicos que con acercarse sin ser escuchados ni vistos.

- Humano, si sabes el camino estás

Se vió interrumpido cuando un kobold irrumpió con una pequeña biografía de él mismo como carta de presentación. Kriel le dirigió una mirada fulminante, pero rápidamente cerró los ojos con fuerzas y con el rostro dirigido al cielo pidió paciencia a cualquier dios que estuviese escuchando. El pequeño lagarto no tenía culpa de su propia impaciencia, de hecho, nadie más que él la tenía, tendría que haber ido a dialogar con Orem un par de días antes, en lugar de rebuscar por toda Sharn como un desesperado. Inhaló con fuerza un par de veces y dejó escapar el aire contenido entre los dientes, mientras recuperaba un poco de calma y la hinchazón de las venas de su cuello disminuía, aún así no pudo evitar agarrar con fuerza las empuñaduras de su alfanje y mangual cuando se arrodilló frente al pariente de los dragones. Le tendió la mano izquierda, una mano callosa con los nudillos aún pálidos por la fuerza, con la palma hacia arriba. Al menos él había dado su nombre antes de pedir ninguno, moduló la voz y relajó el rostro tanto como pudo, pero la expectación seguía haciendo presa del resto de su ser.

- Kriel'Holdar Lorgash neek'Ghaal'dar.
Eres como un perro viejo, prefieres lamerte tú solo las heridas.

Todos somos animales imaginarios...
Domingo D'Ybarrondo.

Henon
Mensajes: 28
Registrado: Sab Abr 19, 2008 4:44 pm

Re: Introducción - Desaparecidos en Xen'drik

Mensaje por Henon » Mar Jun 24, 2008 5:51 pm

Caim “Dragón Pétreo”
Guerrero Humano

Imagen

Mientras esperaba una respuesta a su proposición por parte del trasgo, Caim no pudo evitar mostrar una sonrisa, seguida de una leve risa, al escuchar el comentario que le dedicaba el gran trasgo al enano. Si bien este último parecía no escuchar o hacerse el aludido, no dejaba de tener su gracia.

No obstante, lo siguiente sí que atrajo la atención del humano. Nada menos que un kobold, vestido para nada típico como cualquiera de su raza, se había metido en medio de la conversación que mantenía con el trasgoide.

- *Esto sí que no me lo esperaba. ¿Un kobold con modales?* - piensa, con rostro extrañado. - *Lo que no suceda en Sharn…* - se limitó a sonreír.

El hobgoblin, tras comportarse de manera extraña con sus continuas miradas al cielo, como si temiese que algo se le fuese a caer encima, se presentó al kobold, acercándose a este tendiéndole la mano.

- Sí hay unos cuantos de los tuyos, Kyb, - comenta, acercándose a este, - aunque no estoy muy seguro de que ser "muy celosos con su intimidad" sea lo que piense la mayoría. No me malinterpretéis pero no es normal este trato… de un kobold.

En cualquier caso, mi nombre es Caim. Mucho gusto.


Sin duda alguna, el grupo que empezaba a interesarse de verdad en la expedición, resultaba de lo más variopinto.

Avatar de Usuario
RILEY
Mensajes: 917
Registrado: Mié Nov 22, 2006 3:21 pm
Ubicación: Menzoberranzan
Contactar:

Introducción - Desaparecidos en Xen'drik

Mensaje por RILEY » Sab Jul 05, 2008 6:14 pm

Sharn, la Ciudad de las Torres (Khorvaire)
Edificio de la Asociación de Morgrave Sin Fronteras (Distrito Menthis Superior)

Tras las breves charlas, el variopinto grupo siguió a aquellos que si conocían como llegar la Universidad de Morgrave. El distrito de Menthis Superior es uno de los lugares más atractivos de Khorvaire, y el gran número de edificios públicos provoca una intensa actividad y ajetreo continuo en el lugar. Sin lugar a dudas es el núcleo de la industrial del entretenimiento en Sharn y, a su vez, es el distrito con mayor diversidad étnica.

La Universidad de Morgrave puede no ser la más prestigiosa de las Cinco naciones, pero es la institución educativa más grande de Sharn. La Universidad influye muy intensamente en la personalidad del distrito de Menthis Superior, atrayendo académicos, eruditos, escribas y estudiantes de todo Breland o más allá, y por esta razón, una mezcla muy diversa de razas y nacionalidades puebla el lugar.

El sector universitario de la institución fundada por Lareth ir’Morgrave se dedica a la consecución del saber... mientras obtiene tantos beneficios como le sea posible, desde la propia Universidad hasta todos los negocios que han prosperado a su alrededor, el amor por el conocimiento coexiste con el amor por los ingresos, y ambos se alimentan mutuamente sin problemas...

Unas grandes puertas cierran un edificio de altas torres. Unos serios guardias armados con astas alabardas y cotas de mallas protegen la entrada. Un grupo de aventureros está a la espera de entrar a la Universidad, mientras el que parece el líder del grupo negocia algo con uno de los guardias. Cuando el grupo llega al final de la calle, uno de los guardias se acerca y les dice...

- Deberéis esperar unos momentos... Cada grupo a su turno... -

Avatar de Usuario
Raelana
Coordinadora DL Geografía
Mensajes: 2324
Registrado: Vie Abr 08, 2005 12:39 am
Ubicación: Málaga
Contactar:

Re: Introducción - Desaparecidos en Xen'drik

Mensaje por Raelana » Lun Jul 07, 2008 10:28 pm

NHIA

Avanzó hasta la puerta hasta que el guardia le impidió la entrada. Acababa de conocer a la gente que les acompañaba, pero el guardia no lo sabía, seguramente había pensado que eran un grupo de aventureros ya formado. Claro. Sería más fácil que los contrataran siendo un grupo que siendo desconocidos que iban por su lado. La cohesión era un valor importante a la hora de enfrentarse a una misión de esas características. La cuestión es que no eran un grupo, ni siquiera se acordaba de los nombres de todos ellos.

Nhia los miró, ni siquiera tenían aspecto de grupo, tan distintos eran entre ellos. Miró al imponente forjado, al extraño salvaje, al kobold, se mantuvo cerca del elfo, al menos entre ellos había cierta similitud que podía hacer pensar que viajaban juntos. Se echó el pelo hacia atrás para que vieran claramente sus orejas puntiagudas. Y se acercó al guardia.

- ¿Esperar? ¿Nosotros? ¿Es que no sabes quienes somos? - Nhia lo mira, sorprendida. - Somos "Los Siete Magníficos", imagino que habrás oído hablar de nosotros. No hace mucho que hemos llegado de Aundair, pero nuestras hazañas son ya muy conocidas en todo Khorvaine. El Sr. Morgrave nos contratará en cuanto sepa que estamos aquí, y estará encantado de que nos hayas dejado pasar primero y no le hayas hecho perder el tiempo con otros grupos. También podrás contar con una gratificación, por supuesto, por las molestias que te pueda causar hacernos pasar primero. -

Nhia no se atrevió a mirar a sus compañeros, esperaba que alguno la apoyara en sus intentos de convencer al hombre... o al menos que no metieran la pata, pero si el otro grupo pasaba primero y los contrataban... Tampoco era tan importante ¿no? Podría encontrar otra oportunidad, pero sentía que esa oportunidad era suya y haría todo lo posible por aprovecharla.

---------------------------------
Diplomacia y engañar, si procede.
PD. Me he dado cuenta de que no te puse los conjuros que tengo memorizados en la ficha, mañana te mando un privado con ellos.
;)
Mi blog: Escrito en Agua
Mi viddeoclip: Balamb Garden - The Ghost

Deberíamos dar gracias por los pequeños favores de la vida, como dijo el gnomo cuando se voló una mano cuando podría haberse volado la cabeza.


Asociación de Defensores de la Discípula Oscura y de Weis en Encrucijada (ADDOWE) Miembro nº 002

Avatar de Usuario
Andronikos
Mensajes: 862
Registrado: Sab May 28, 2005 1:22 am
Ubicación: Estadosfera

Re: Introducción - Desaparecidos en Xen'drik

Mensaje por Andronikos » Dom Sep 07, 2008 4:07 am

Kriel'Holdar Lorgash
Con la miel en los labios


Torció el gesto al ver la mole que era la universidad, con su muralla, paredes de cristal y los torreones, ni amparado en la bendita oscuridad de una noche sin lunas sería fácil saltarlas. Portalón cerrado y guardias armados cerrando el paso y otro grupo haciendo cola con la posibilidad de que le robasen el pasaje a Xen'drik... si el maldito OreEnm hubiese colaborado desde un buen principio habría economizado una buena cantidad de tiempo y podría estar ya detrás de esas puertas.
Prestó algo más de atención a los aventureros presentes, centrándose en el que llevaba la voz cantante, en sus gestos y lenguaje corporal a la vez que afinaba tanto como podía sus orejas para escuchar que se llevaba entre manos, saber si mendigaba el que los colasen o sólo intentaba sobornar al vigilante; cualquier detalle y gramo de información, por pequeño y escuálido que fuese, podría darles algo de ventaja.

Tenía un pasaje a Xen'drik a menos de un suspiro al alcance de la mano y se topaba de bruces con la burocracia rosada. Si tuviese el aplomo de Chove o el arrollador carisma de Daraholdt, cualquiera de esos dos podría capear aquel temporal con una sonrisa y unas palmaditas en el hombro, después de desechar su primer impulso, que consistía en la no muy sofisticada pero siempre útil patada en la entrepierna, cruzó las manos tras su espalda, para mantenerlas ocupadas y a buena distancia de las armas. Al menos la jerarquía militar era fácil de comprender, casi intuitiva, y había mil formas, más o menos lícitas, de sobrepasar aquel tipo de escollos, pero cualquiera adivinaba como funcionaban aquellos guardias.

Entonces la ¿semielfa? contó una historia, sobre aventureros famosos recién llegados a la ciudad; giró hacia un lado el rostro para que la media sonrisa nerviosa no le delatara, y enseguida desapareció al recordarle las construcciones cercanas a que altura estaban, tiznándole la piel de un desvaido tono ligéramente verdoso. Desde luego, el "grupo" tenía poco aspecto de camaradería. Si al menos los otros hubiesen dado sus nombres como Kyb y Caim tendrían un buen principio para continuar con el engaño, de otra forma era como construir una casa por el tejado, un desliz y todo por tierra.
Aunque cabía la posibilidad de que la semielfa, si, tenía que serlo, demasiado flaca para ser humana y demasiado rotunda para ser elfa, sólo contase una mentira a medias, podría ser que perteneciese, o hubiese pertenecido, a esos Siete Magníficos, aunque de existir nunca los había oido nombrar, así que no serían demasiado magníficos, y de Aundair sólo sabía que hacían un vino decente. Y aunque la hembra se acercaba al elfo como una cachorrilla recién destetada a su madre, al menos parecían tener algo en común.

Bah, de perdidos al río, si fallamos siempre se puede iniciar una política más agresiva. Movió los hombros para aliviar algo de tensión y se adelantó un par de pasos, haciendo suyas la resolución y aplomo estoico que hacia gala la señora Victoria en sus discursos a las tropas.

- Estamos malgastando un tiempo precioso, señor guardia. Somos lo mejor y más idoneo que el docto señor ir'Morgrave pueda desear, y seguro que agradecerá y apreciará su buen ojo, sobretodo si alguien comenta su buen hacer.
Eres como un perro viejo, prefieres lamerte tú solo las heridas.

Todos somos animales imaginarios...
Domingo D'Ybarrondo.

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado